Innovación para ser rentable y dar belleza

Innovación para ser rentable y dar belleza

Texto publicado en revista Fortuna

En el mercado de la estética, que está en constante crecimiento, la diferencia está en los buenos resultados que dan los tratamientos. La clave de las relaciones.

En mi rubro, que es la estética y la belleza, no cabe duda de que una de las principales
claves es la innovación. El mercado de la estética crece a pasos agigantados y estar a la vanguardia, en permanente capacitación ofreciendo tratamientos que den resultados
reales en pocas sesiones, son sinónimo de éxito. En lo personal, la perseverancia, el trabajo duro y el apoyo familiar fueron pilares fundamentales.

En mi actividad cometer un error puede llegar a ser bastante desafortunado, ya que trabajo directamente con la piel, tanto del cuerpo como del rostro. Trabajar a conciencia, con criterio
profesional y con la conocimiento es imprescindible. Los errores cometidos en el plano comercial siempre fueron subsanados y capitalizados como aprendizaje, evitando caer en los mismos errores.

En mi caso particular las buenas relaciones comerciales previas fueron clave para demostrar
compromiso, seriedad y confianza a la hora de buscar un colaborador. Para mi tratamiento
estrella, del cual soy representante exclusiva en Argentina y Latinoamérica, tuvimos que desarrollar un tipo de aparatología específica junto con una empresa fabricante de equipos de electromedicina. Ellos confiaron plenamente en mí y en mi criterio dado previas relaciones
comerciales de confianza y solidez.

En el mercado de la belleza un producto se hace rápidamente conocido cuando los esultados son visibles y reales a corto plazo, cuando no generan dolor o molestias, y cada vez ganan más adeptos los tratamientos que pueden ser hechos en pocas sesiones, con un tiempo rudencial entre sesión y sesión. Además, cuando se genera un cambio integral, es decir, no solo verse bien, también sentirse bien.

Las redes sociales se han convertido en una excelente herramienta que ayuda a llegar rápidamente a potenciales clientes. Hoy en día invertir en cursos para aprender a utilizar estas herramientas tan útiles o contar con personas que sepan utilizarlas es el ABC de un negocio. Sobre todo, un negocio como el mío, que es propio, donde una imagen puede
decir mucho acerca no solo de los tratamientos, sino también de la seriedad con la que trabajo. Otra herramienta que me permitió viajar y expandir la enseñanza de este método a países de Latinoamérica fue la reciprocidad. Por ejemplo, en 2018, recibí a colegas peruanas
que viajaron a Buenos Aires a capacitarse conmigo y esto me permitió darme a conocer en Perú. Gracias a esto, este año llevo el método para Lima. También tengo agendados viajes a Ecuador, Chile y Colombia.

Leave a comment

Send a Comment